Declaración de Santo Domingo

Declaración de Santo Domingo

Los representantes de la Alianza Progresista, organización que agrupa a 140 partidos políticos progresistas, socialistas, socialistas democráticos y socialdemócratas, de América, África, Asia, Europa y Oceanía, reunidos en Santo Domingo de Guzmán, República Dominicana, expresa su profunda preocupación por los acontecimientos que llevaron a la Junta Central Electoral (JCE) a suspender las elecciones municipales del pasado 16 de febrero. Apoyamos la petición de realizar una auditoría sobre el proceso de voto automatizado, completo y vinculante en torno a sus resultados.

Ante estas lamentables circunstancias, la Alianza Progresista apoya su partido miembro PRM demandando a reconocer y valorar la importancia de la reprogramación de las elecciones municipales para el día 15 de este mes de marzo y hace votos porque en esta fecha se realice dicha votación con el más estricto apego a las reglas democráticas que exigen unas elecciones libres, justas y transparentes.

Nuestra organización, así como todos los partidos políticos que la integran, continuarán dando estrecho seguimiento a la evolución de la campaña electoral hacia las elecciones congresuales y presidenciales a celebrarse el próximo 17 de mayo y expresan su confianza de que las autoridades también guiarán estos comicios con el esmero que exige un sendero ejemplarmente democrático.

En este contexto, aprovechamos la ocasión para saludar el significativo avance electoral y los éxitos conquistados por el Partido Revolucionario Moderno que, a tan solo 5 años de su fundación, se ha convertido en el principal partido de oposición y en la verdadera esperanza del pueblo dominicano para conquistar y llevar al poder los auténticos valores de la democracia ética, participativa y plural.

El PRM y su candidato presidencial Luis Abinader,  una vez elegido, pondrá en práctica -como establece su programa de gobierno las reformas estructurales progresistas que faciliten la erradicación de la pobreza, la disminución de la desigualdad, la creación de empleos de calidad, la separación efectiva de los poderes del estado y una lucha real y efectiva contra la corrupción y la impunidad, la delincuencia y la inseguridad.

Como fuerza progresista, nos comprometemos a seguir luchando conjuntamente con nuestro miembro el PRM por el fortalecimiento de los valores institucionales y democráticos en todas las naciones. Asimismo, continuaremos defendiendo todo esfuerzo por lograr, en República Dominicana y en todos los países, el juego limpio en los procesos electorales y el respeto irrestricto a la voluntad soberana de los ciudadanos libremente expresada en las urnas. Es una exigencia de buena gobernanza y democracia sostenible.

Santo Domingo, 5 de marzo de 2020

Comentarios

    Sin comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.