Luis afirma mala política no debe seguir gobernando; unión del PRM muestra está maduro para gobernar

Asegura su gobierno hará cambio radical

El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, afirmó hoy que el partido oficialista no debe seguir gobernando a los demás, no sólo porque lo hace mal, sino porque no puede gobernarse a sí mismo, mientras los ciudadanos ven como se empiezan a amontonar sus escombros.

Contrastó que en cambio, “la unión que exhibe nuestro partido es una demostración de que está maduro para gobernar y que nuestra casa partidaria está construida sobre roca.

 “El contraste con nuestros adversarios es notorio, la casa oficialista, construida sobre arena, está sacudida por los vientos del resentimiento y los torrentes de la ambición”, ilustró.

En su discurso de cierre de la Convención Nacional de Delegados del PRM que lo proclamó como su candidato presidencial, Abinader atribuyó las dificultades del país a la mala política que hace crisis, que busca la permanencia en el poder más que la utilidad del poder, borra la separación de poderes para gobernar sin controles ni contrapesos y confunde el presupuesto público con el patrimonio privado y que esa mala política refleja la cultura de piñata que busca en el reparto su pedazo de país.

“Esa mala política es la del falso crecimiento mediante el déficit y el endeudamiento irresponsable, que no cree en la alternabilidad y no respeta la libertad de expresión.

“Es la política que no profesa ninguna ideología y juega con los problemas de la gente, que nos gobierna sin planes ni soluciones, porque su único objetivo es complacerse ellos mismos.

“La mala política de la inseguridad, el desempleo, el alto costo de la vida, de la corrupción y de la impunidad debe abrirle paso a la buena política. ¡Ese es el cambio viene!

“Nos recuperaremos como lo hicimos otras veces. Expuso que cambiar la mala política que hace crisis, por la buena política que producirá el cambio que nos llevará al orden, la paz y la prosperidad”, precisó.

Al referirse a la situación de inseguridad, desempleo, y el deterioro de los principales servicios públicos, que afectan sensiblemente a las mujeres, a los jóvenes y al pueblo en general, el economista y líder político afirmó que “no debemos estar atemorizados por las condiciones de nuestro país en estos días. Nuestro país, como lo ha hecho muchas veces en el pasado, tiene la capacidad de cambiar todo lo malo que existe con todo lo bueno que tiene”.

Refiriéndose a las medidas que adoptará el gobierno que presidirá, ganadas las próximas elecciones, enumeró el fortalecimiento del sistema de control y persecución del delito transformando la policía actual en una policía moderna y eficiente, centrada en la comunidad, y sin olvidar la dignificación del agente policial a través de un salario mínimo de quinientos dólares.

Activaremos el sistema de consecuencias a través de un Ministerio Público independiente con las competencias técnicas y humanas necesarias para dirigir la investigación y producir expedientes sólidos que puedan ser conocidos y fallados por un Poder Judicial también independiente.

“Estamos convencidos de que estas y todas las demás medidas contenidas en nuestro Plan Integral de Seguridad ayudarán para no sentirnos prisioneros en nuestras propias casas”, resumió.

Ponderó que los ciudadanos están preocupados por no tener empleo, lo que dijo es la verdadera pobreza, debido a que la economía dominicana crece, pero es incapaz de crear los empleos que demanda la gente.

Estamos en la obligación de romper el círculo vicioso del desempleo existente en el país y sabemos cómo hacerlo desde hace mucho tiempo.

En los primeros seis meses de gobierno implementaremos un Programa dirigido a los jóvenes para darle las oportunidades que merecen, a través de incentivos fiscales directos a quienes los contraten, particularmente a las micro, pequeñas y medianas empresas, mejorando efectivamente la calidad de la educación técnica para el trabajo, dándole prioridad a mujeres, jóvenes y personas con discapacidad.

También incluimos en nuestro plan una propuesta para beneficiar a quienes inicien un negocio con la ayuda del gobierno mediante el Fondo Emprendedor, para financiar sus ideas, asegurando también programas integrales de capacitación en gerencia, manejo de tecnologías y acceso a mercados.

Abrirá las puertas de la economía de par en par a las nuevas tecnologías, porque nuestros jóvenes tienen la capacidad de crear y emprender en este nuevo espacio de oportunidades que el mundo nos ofrece.

Estas y otras medidas garantizarán que la economía pueda crear los empleos que necesitan cada año los dominicanos que entran al mercado de trabajo.

Dijo que trabajará para recuperar la reputación del país, que es un activo importante en la competencia por un espacio en la economía global.

La corrupción no solo se roba el presupuesto, sino también el futuro de los ciudadanos: por eso estamos comprometidos a realizar las reformas que garanticen el funcionamiento efectivo del sistema de consecuencias.

Dijo tener la voluntad política para crear un círculo virtuoso de la institucionalidad a través de las siguientes medidas:

Reformar el Consejo Nacional de la Magistratura para quitarle al Procurador General de la República la facultad de elegir jueces, eliminar la facultad al Presidente de la República de nombrar al Procurador General de la República y garantizar que los miembros de la Cámara de Cuentas sean independientes e inamovibles.

Tambien hacer de obligatorio cumplimiento el mandato de auditar anualmente cada una de las instituciones del Estado, patrocinar la firma de un pacto por la despolitización del Poder Judicial.

Dijo que aspira a ser presidente de todos los dominicanos por estar convencido de que puede hacer un cambio radical; que puede ser un creador de oportunidades para todos los dominicanos; y está convencido de que puede conseguir que la prosperidad económica alcance para todos y de poder llevar seguridad, empleos y salarios dignos a todos los hogares del país.